Prueba de esfuerzo

PRUEBA DE ESFUERZO EN POWERGYM GIRONA

Si estás interesado en tu salud y en saber de dónde partes y hasta dónde puedes llegar, la prueba de esfuerzo es tu mejor aliado!!

¿Para qué sirve?

La prueba de esfuerzo sirve para determinar el estado de salud de un individuo; su potencial, su capacidad física, su nivel de entrenamiento y sus posibilidades de cara a la competición.

¿Para qué se realiza?

Se realiza para conocer el estado de salud y el nivel de entrenamiento en ese mismo momento. Muestra cuál puede ser el límite físico del deportista que lo realiza y cuáles son las frecuencias cardíacas correctas para cada entrenamiento a realizar.

¿Para quién está indicado?

Está indicado para cualquier individuo, desde el sedentario hasta quien hace deporte habitualmente de cualquier edad y condición. A cada uno de ellos se les hará un reconocimiento con intensidades adaptadas a su nivel y con objetivos individualizados.

Para los deportistas que entrenan habitualmente siguiendo una planificación. La prueba de esfuerzo les indicará las frecuencias cardíacas a las cuales deben hacer las distintas fases del entrenamiento. Es decir, sabrán a qué frecuencias cardíacas o pulso deben realizar los rodajes lentos, los rápidos, las repeticiones largas o cortas, etc.

Si la persona que lo quiere realizar no ha practicado deporte en su vida, la información que le puede aportar es aun más valiosa. Gracias a ella va a conocer su estado de salud real, podrá prevenir enfermedades y le marcará las pautas a seguir para realizar deporte sin riesgos.

¿Qué utilidad tiene la prueba de esfuerzo?

Conocer el estado de salud con esta prueba se puede llegar a prevenir posibles enfermedades cardio-vasculares, incluso dolores musculares y errores en el entrenamiento o en la práctica del ejercicio.

Es muy útil para saber cómo realizar y practicar cualquier tipo de deporte de forma saludable, adaptándolo a la capacidad de cada uno, que es genética e individual.


prueba de esfuerzoPowergym Girona en colaboración con el Dr. Ivan Ibáñez realiza en el centro de Girona la prueba de esfuerzo cardio-respiratorias y metabólicas para encontrar los umbrales y de esta forma realizar un programa de entrenamiento físico para la mejora del rendimiento deportivo.

El test de esfuerzo se puede realizar mediante análisis de gases, midiendo los sustratos energéticos en ejercicio para la correcta prescripción de ejercicio físico terapéutico en personas con sobrepeso, hipertensión arterial, problemas de colesterol y diabetes mellitus.

¿Para qué sirve una PRUEBA DE ESFUERZO CARDIO-RESPIRATORIA (prueba con gases) Y METABÓLICA?

Es un TEST MÉDICO (realizado por médicos, principalmente por cardiólogos, neumólogos y médicos del deporte) que en primera instancia sirve para descartar enfermedades no detectables cuando el organismo está quieto “en estado de reposo”. Se trata de monitorizar con un electrocardiograma el corazón en todo momento del test como también realizar registros de presión arterial a medida que avanza la prueba. Se puede hacer en cinta o tapiz rodante, cicloergómetro (bicicleta estática) o elíptica entre otros ergómetros. 

Consiste en realizar un esfuerzo físico, en caso de un cicloergómetro, por ejemplo, de intensidad creciente. Es decir; a cada minuto se aumenta la resistencia del pedaleo de forma automática manteniendo una cadencia determinada y al ser posible se debe llegar al máximo esfuerzo para cada persona, enfermo o atleta. 
De dicha forma el médico verá si existe alguna alteración del corazón (arrítmias, isquemias etc…) o aumentos excesivos de tensión arterial. Estas alteraciones en ocasiones no dan síntomas y la persona no es consciente de que las tiene pero en algún momento pueden traer problemas importantes como una angina de pecho, mareos, síncopes o hasta un infarto de miocardio entre otras patologías. 

A parte de descartar patología también si se dispone de un analizador de gases espirados obtendremos los umbrales aeróbico/anaeróbico, formación de lactato y el consumo máximo de oxígeno. Con todo ello se podrán diseñar planes de entrenamiento para la mejora de la condición física para cada paciente y/o atleta. 
Si además se combina con el estudio metabólico se determinarán las frecuencias cardíacas “clave” donde cada persona utiliza de forma principal los sustratos energéticos (grasas y carbohidratos) principalmente y se instaurará un tratamiento con una OPTIDOSIS (dosis óptima) personalizada para el tratamiento de patologías cardio-metabólicas o del sobrepeso u obesidad y encontrando la edad biológica real del sujeto. El tratamiento con ejercicio físico será mucho más eficiente, eficaz, con menor inversión de tiempo, sin efectos secundarios y siempre mejorando la calidad y longevidad. 

compartir